Algunos libros para leer este verano

Hoy quiero proponeros algunos libros para leer este verano.

Para mí las vacaciones son la época perfecta para leer. Normalmente tenemos más tiempo libre, y siempre nos podemos llevar el libro a la piscina, la playa o la montaña.

Cuando pienso en lecturas veraniegas me viene la imagen del mar, y eso me lleva a mis primeras recomendaciones:

Noches de lluvia y estrellas de Maeve Binchy. Este libro nos traslada a un pequeño pueblo de Grecia. Allí coinciden cuatro desconocidos de diferentes nacionalidades, que sólo tienen una cosa en común: Todos huyen de algo o de alguien. La amistad que surge entre ellos es sólo una de las tramas de la novela. Lo importante es que ese verano se ayudan unos a otros a reconciliarse consigo mismos y con su pasado, y consiguen el valor para cambiar sus vidas. Hay romance, hay también un pequeño misterio, y unos escenarios preciosos. Una de las historias es un poco triste, pero con final feliz, y merece mucho la pena leerla. Además es un libro ameno, de fácil lectura y muy entretenido. Yo siempre disfruto mucho con él.

Wilt, de Tom Sharpe.  Se trata de una sátira deliciosa, no pude parar de reír durante toda la lectura. Conocemos a un profesor amargado, que al principio es un pobre hombre despreciado por todos. Su mujer se marcha sin avisar con unos nuevos amigos que han robado un barco para irse de crucero. A Wilt le acusan de haberla asesinado, y a partir de ese momento se suceden situaciones delirantes llenas de crítica social, pero sobre todo de mucho humor. Ella, mientras tanto, tiene sus propios problemas, aislada en alta mar con un par de excéntricos sin escrúpulos. Wilt es una novela maravillosa, divertida, fácil de leer, y que engancha desde el principio.

Cada siete olas de Daniel Glattauer es una de las pocas novelas románticas que realmente me han gustado. Es la segunda parte de una historia que empezó en Contra el viento del norte, del mismo autor, y que yo no he leído. Cada siete olas se entiende perfectamente como libro independiente. Narra una historia de amor de dos personas que se conocen, se enamoran y mantienen una relación a través de emails, con solo dos breves encuentros en persona. Es una muy buena novela epistolar, que además de calidad literaria tiene frescura y originalidad. Hay peleas, reconciliaciones, amor, odio, celos, pero también humor, y sobre todo muy buenos diálogos. Otro libro que se puede leer sin tener que concentrarse demasiado, entre chapuzón y chapuzón.

Pero el verano también puede ser el momento ideal para leer esos libros densos o muy largos para los que no tienes tiempo el resto del año:

Soy Pilgrim de Terry Hayes es una novela apasionante. La historia principal es la investigación de unos asesinatos en diferentes países del mundo, que están conectados de una forma sorprendente. El narrador es uno de los mejores investigadores de una agencia de inteligencia secreta, y nos habla del juego sucio que se practica en la política nacional e internacional. Aparece también la guerra santa islámica, presentada a través de un personaje al que conocemos desde que era niño y hemos visto crecer. Otra subtrama son los atentados de las Torres Gemelas y lo que significaron. Todo está tan bien hilado, de una forma tan coherente, que es un placer llegar al final del libro y cerrarlo con la satisfacción de que el final ha estado a la altura. Hay viajes a lugares muy diferentes entre sí, muchas sorpresas, muertes y acción.

La vieja sirena de Jose Luis Sampedro es una novela compleja, ambientada en Egipto, principalmente en Alejandría. Habla de la lucha por el poder, la decadencia de los imperios romano y persa, o la importancia de la filosofía, entre otros temas. Hay intrigas, batallas, poesía, muchos tipos de amor, y sobre todo una cuidada documentación que se nota en las descripciones del día a día de los personajes. En ese sentido parece casi una novela histórica. Eso sí, es una lectura densa, que requiere concentración. Yo recomiendo muchísimo su lectura, es una de mis novelas favoritas.

Y ya sabéis que yo soy amante de los clásicos, así que no podían faltar en esta lista:

Sherlock Holmes, el mítico detective creado por Arthur Conan Doyle, aparece en muchos relatos y novelas. Cualquiera de ellos será una compañía excelente este verano. A mí me gusta mucho una recopilación de sus novelas que hizo Penguin Clásicos. Pero también podéis encontrar los relatos sueltos en vuestra biblioteca si sólo queréis leer uno o dos.

Moby Dick, de Herman Melville es un clásico imprescindible que me fascina. Lo asocio al verano por el mar, los viajes, y las aventuras que contiene, de hecho siempre que lo releo es en verano. Esta novela nos narra el viaje de un ballenero capitaneado por un loco sediento de venganza. La búsqueda de la ballena blanca es el descenso al infierno de toda la tripulación, la lucha entre el deber y la razón del maravilloso personaje de Starbuck, adrenalina pura en las escenas de peligro…Esta novela lo tiene todo. Incluso momentos de humor, como cuando describe las comidas en el camarote del capitán. O la belleza del capítulo que habla del terror que inspira el color blanco. De verdad, si no habéis leído Moby Dick, no dejéis pasar más tiempo sin descubrir esta maravilla.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído alguno de estos libros  ¿Os apetece darle una oportunidad a alguno de ellos? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido hasta la próxima entrada. Hasta entonces, ¡disfrutad de la lectura!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close