Balance lector del año 2019

Este año estoy muy contenta porque he leído bastante más que el pasado, y he descubierto a nuevos autores. Además, conseguí salir de mi zona de confort y por fin empecé a leer novelas gráficas, algo que sin duda debería haber hecho antes.

Mi descubrimiento literario del 2019 ha sido Stefan Zweig. No conocía a este escritor, pero ahora estoy deseando devorar todo lo que escribió. De hecho, me propongo leer cada año una de sus obras. Me gusta tanto que su Novela de ajedrez estuvo muy cerca de ser mi favorita. El desempate fue difícil, pero al final opté por no repetir autores.

Siempre es complicado elegir las mejores lecturas del año. Mi intención era elegir solo una obra de cada categoría, pero en algunos casos me ha sido totalmente imposible.

Os dejo el enlace a la reseña de todos los títulos seleccionados, por eso he intentado no extenderme mucho al hablar de cada uno.

Literatura infantil y juvenil

Creo que la novela que más me ha impactado este año ha sido El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial, que sin duda es la ganadora de esta categoría.

Esta historia me hizo llorar de rabia e impotencia. Pero también me dio fuerzas y ganas de luchar contra la injusticia. Supongo que será porque empaticé muchísimo con su protagonista.

En novela juvenil la decisión tampoco ha sido fácil.

El oso y el ruiseñor está entre mis mejores lecturas del año, por su ambientación y por su precioso homenaje a los cuentos tradicionales rusos.

Pero el primer puesto es para Todas las hadas del reino, porque lo que consiguió Laura Gallego en este libro es algo realmente excepcional. Por el tratamiento de los personajes, por la cantidad de giros sorprendentes que contiene, y sobre todo por su forma de transformar los cuentos de siempre en algo original, me parece una novela inolvidable.

Teatro

En este caso la elección estaba muy clara. Sin duda, la obra de teatro que más me ha gustado leer es Bodas de sangre, y no me sorprende porque Federico García Lorca era un absoluto genio. Me apasiona su capacidad para mezclar tradiciones populares con metáforas bellísimas.

La sangre, la muerte y la pasión se combinan en esta obra para contarnos la tragedia de una madre que está dispuesta a renunciar al único hijo que le queda, con tal de no perder su honor. Estoy deseando ver esta maravilla interpretada en el teatro, tiene que ser toda una experiencia.

Poesía

La poesía fue mi segundo reto este año. Hacía tiempo que no leía poemas, porque me resulta difícil concentrarme lo suficiente para entender lo que el poeta quiere transmitir. Pero ahora estoy aprendiendo a disfrutar mucho de su musicalidad y en 2019 he descubierto autores muy interesantes, como por ejemplo Rupi Kaur.

En esta categoría tampoco he tenido dudas. La ganadora es Emily Brontë, con su poesía completa. Me impresionó profundamente por lo que me hizo sentir al leer sus poemas, y por la belleza de su obra.

Clásicos

Este año he descubierto varias novelas clásicas que me han gustado. Mi favorita ha sido Manon Lescaut. Esta historia desborda pasión, encadena traiciones y tiene una ambientación excelente. Pero lo que más me ha convencido es la técnica narrativa del autor, porque es muy hábil a la hora de presentarnos a los personajes y provocar nuestra curiosidad. Además, me enseñó cosas que no sabía, y eso me encanta.

 

Novela

La medalla de plata es para El embalse 13. Me pareció un libro muy original por su estructura, especialmente por su forma de representar el paso del tiempo. Es un texto excelente que os recomiendo mucho.

La novela (no clásica) con la que más he disfrutado este año es una obra imperfecta. Aunque bien escrita, es superada en calidad literaria por otras que he leído en 2019, incluso por algunas de esta misma lista. Y sin embargo, me atrapó desde la primera página por su ambientación, por el carisma de su protagonista, por la intriga y el misterio que me envolvió al leerla. No sé explicar por qué, se me metió dentro y todavía no me ha soltado. Se trata de Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson.

No ficción

En esta categoría hay un empate imposible de resolver, porque las dos obras son completamente diferentes entre sí, tanto en estilo como en temática. Cuando leo un ensayo lo que busco es sobre todo aprender, formarme sobre algún tema que no conozco, y estos dos libros me han enseñado mucho. Así que tendrán que compartir el primer puesto.

Momentos estelares de la humanidad es la obra con la que conocí a Stefan Zweig. En ella se explican catorce acontecimientos que influyeron en el curso de la historia. Lo que más me gusta de este libro es que se ocupa de temas tan distintos como la guerra, el arte, el descubrimiento de un océano o los avances científicos. Es una obra maestra, y disfruté mucho leyéndola.

Los hombres me explican cosas es una recopilación de ensayos sobre la desigualdad. Habla mucho de feminismo, pero también de homosexualidad, de economía y de abusos de poder. Esto textos realmente cambiaron mi forma de ver el mundo, me hicieron más combativa y más consciente de la realidad. Es un libro imprescindible que me gustaría que leyese todo el mundo.

Novela gráfica

Este año he descubierto que la novela gráfica me gusta tanto como la novela tradicional. He leído obras magníficas, tanto en el fondo como en la forma, así que la elección es complicada.

Una firme candidata a mejor del año fue La levedad. Me gusta mucho la historia que cuenta, y también la pasión con la que habla del Arte.

Pero al final la ganadora ha sido Sally Heathcote, Sufragista. Esta novela narra décadas de lucha para conseguir el voto femenino, mencionando a personajes reales y las torturas que sufrieron en la cárcel. Es una historia muy honesta, que habla también de las traiciones internas y de los errores cometidos. Los dibujos son muy expresivos, transmiten perfectamente las emociones de los protagonistas. Es una maravilla.

Cuentos y relatos

Este es otro género que no solía leer, pero últimamente me he aficionado y me está dando grandes alegrías.

Si hablásemos únicamente de calidad literaria, el ganador debería ser Hemingway. No se puede negar que su técnica es impresionante, y su cuento Las nieves del Kilimanjaro es absolutamente perfecto.

Sin embargo, hay otro libro de relatos con el que he disfrutado más. Por su humor negro, su capacidad de llevarme del llanto a la risa en un segundo, su originalidad y sus maravillosos personajes, mi favorito es sin duda Nueve cuentos malvados de Margaret Atwood. De este libro hice una videoreseña que podéis encontrar tanto en mi Twitter como en mi Instagram.

Por último quiero hacer una mención especial.

Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar narra de una forma muy breve y directa la transformación de una niña en mujer maltratada, y cómo consiguió salir del pozo y volver a tener una vida normal. Todas las páginas están ilustradas, y la combinación de texto e imagen te golpea con mucha fuerza. Es sin duda una de mis mejores lecturas de este año.

Ahora os toca a vosotros. ¿Qué os ha parecido mi selección? ¿Habéis leído alguno de estos libros? Si los habéis leído, ¿os han gustado? Y si no, ¿cuál os gustaría descubrir? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido hasta la próxima entrada, con un abrazo para todos. No olvidéis seguir disfrutando de la lectura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close