El diario de Adán y Eva – Mark Twain

El diario de Adán y Eva no trata de la creación del Edén, sino que se centra en la relación entre el primer hombre y la primera mujer.

Es una obra extraña, inconexa, en la que cada protagonista contradice al otro.

El libro empieza con los dos diarios, el de Adán y el de Eva.

Ambos cuentan la misma historia, cada uno desde su punto de vista. Resulta muy curioso leer lo distintas que son sus interpretaciones de lo que ven y experimentan.

Mark Twain era exquisitamente sarcástico.

En El diario de Adán y Eva me ha hecho reír a carcajadas, por su forma de criticar los defectos del ser humano.

Adán encuentra a Eva tremendamente molesta. No entiende lo que ella hace, ni por qué tiene que estar constantemente hablando. Eva, por su parte, malinterpreta continuamente las reacciones de Adán y sus motivaciones.

Lo más hilarante es la aparición del primer bebé. Adán no está presente en el parto, así que se imagina que es una criatura que Eva encontró en el jardín y decidió adoptar. Sus intentos de averiguar a qué especie pertenece ese extraño animal son muy divertidos. También lo es su preocupación por la actitud de Eva; al ver cómo trata a ese nuevo ser, piensa que se ha vuelto loca.

La segunda parte del libro es la autobiografía de Eva.

En esta versión, ella vivió durante más de un año sola, en otro lugar, antes de encontrar El Jardín del Edén. Cuando por fin conoce a Adán, se produce un malentendido, ella huye, y él tiene que ir a buscarla a su lugar de origen.

Esta historia me gusta, disfruté con su lectura.

Pero también me desconcertó, porque no enlaza en ningún momento con los diarios de la primera parte. Hasta el final del libro estuve buscando un nexo entre las dos historias, o una explicación de por qué ese cambio tan brusco, pero esta edición no lo aclara.

Posteriormente me he enterado de que son dos textos independientes, que en su momento se publicaron por separado.

El diario de Adán y Eva es un relato humilde y muy divertido.

El ser humano, una especie supuestamente inteligente, muestra en estas páginas su lado más ridículo. Pero también su gran capacidad de amar, su curiosidad innata y la inocencia de quien está descubriendo el mundo.

Mark Twain era un gran escritor. En esta obra sabe mezclar los momentos de humor con los de ternura, sabe conmover, desconcertar, sorprender y hacer pensar al lector. Creo que refleja muy bien la naturaleza humana, y además consigue que la lectura sea amena.

El diario de Adán y Eva es una novela corta muy recomendable, de las que te dejan con la sensación de haber leído algo profundo, que merece la pena. Es lo mismo que me pasó con El forastero misterioso, otra de sus obras, que me dejó huella y que os recomiendo muchísimo.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído El diario de Adán y Eva? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido, la próxima semana volveré con otra reseña. Hasta entonces, ¡disfrutad de la lectura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close