Reseña: Drácula de Bram Stoker

DRÁCULA

Hoy os traigo la reseña de Drácula, de Bram Stoker.

Jonathan Harker, un agente inmobiliario, va a Transilvania para cerrar una transacción comercial con un misterioso conde, llamado Drácula. Éste lo encierra en su castillo, donde suceden cosas terroríficas. Cuando Jonathan consigue escapar y volver a Londres, se encuentra con que allí también han pasado cosas relacionadas con el conde. Todo está narrado como una novela de misterio, la ambientación está muy bien lograda, y mientras lo lees sientes la inquietud, el miedo, el desconcierto de no entender qué ocurre.

Tanto Jonathan como su mujer están decididos a detener al conde. Y para ello contarán con la ayuda de un grupo de personas muy variopinto. Tenemos a un lord inglés muy rico y distinguido, a un psiquiatra (por cierto, qué grima da la descripción del psiquiátrico, está tan bien hecha que te parece que de verdad estás en un psiquiátrico del siglo diecinueve), a un vaquero, y sobre todo a un profesor holandés nada convencional, que a veces parece estar loco. Ese personaje es genial.

Tengo que decir que la caracterización de los personajes me ha encantado, están muy bien definidos.
Con la ayuda involuntaria de Renfield, uno de los pacientes del manicomio, y para mí el mejor personaje de la novela, todos formarán un gran equipo. A partir de ese momento, comienza una aventura trepidante contra reloj, porque el conde se ha dado cuenta de que lo están persiguiendo y emplea a fondo todos sus poderes. La lucha es realmente épica, y sabes que se están jugando la vida, o lo que es peor, el alma, como dice Van Helsing.
201322415404_1
La estructura de la novela es muy interesante. La mayor parte está narrada mediante cartas, aunque también hay recortes de periódico, fragmentos del diario de alguno de los personajes, o incluso una grabación hecha en el fonógrafo (me gustó mucho ese detalle).  Además la narración es muy dinámica. A veces habla un personaje, a veces habla otro, cada uno con su personalidad y características propias, lo que se traslada muy bien al texto.
Hubo algo que no me gustó: cada vez que habla una mujer, se refiere a sí misma como “una pobre mujer indefensa”, y las dos mujeres protagonistas tienen  totalmente asumido que ellas son inferiores al hombre. Me indignaba cada vez que leía eso. Sobre todo porque en aquella época ya existían las sufragistas, así que era perfectamente posible reflejar otro modelo de mujer.
lamodill
También quiero comentar un detalle que me gustó mucho: Al principio de la novela hay un diálogo que me pareció deliciosamente sarcástico; un viejo pescador despotrica contra la iglesia, llama mentirosos a los curas, y lo dice de una forma tan graciosa que no pude evitar reírme al leerlo. Os copio un ejemplo:
“Entonces, ¿no es esa tumba un montón de trolas? ¿No se morirá de risa Grabiel  cuando el viejo Geordie llegue con la sepoltora y le pida que tome eso como prueba?”
En conjunto me parece una gran novela, bien escrita, muy bien ambientada, y definitivamente muy recomendable.
Lo que más me gustó: La estructura, porque es muy ágil y hace la lectura amena.
Lo que menos me gustó: El excesivo detalle en las pesquisas administrativas, en algunos momentos se me hizo tedioso.
¿Habéis leído esta novela? ¿Qué os parece? ¿Os interesa? Dejádmelo en los comentarios.
Por hoy me despido, nos leemos la próxima semana con una nueva entrada. Un saludo a todos.

2 thoughts on “Reseña: Drácula de Bram Stoker”

  1. Un libro genial, me ha encantado todas las veces que me lo he leido. Aunque en las peículas hayan acambiado tantas cosas, como que no puede darle la luz del sol, mientras que en el libro anda tranquilamente de día.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.