El azul es un color cálido, de Julie Maroh

El azul es un color cálido es una novela gráfica llena de emoción. No es para todos los públicos, porque las imágenes son muy explícitas, tanto en los desnudos como en las escenas sexuales. Pero la forma en la que están retratados los sentimientos, las dudas y los miedos de los personajes es realmente impresionante.

La historia comienza con la muerte de Clementine, la protagonista.

Entonces vemos a Emma, su novia, leyendo los diarios de Clem, y rememorando su historia. Un historia que, por desgracia, era muy habitual hasta hace poquísimo tiempo. Porque los diarios comienzan con una adolescente de quince años, que tiene amigas, una vida normal, un novio que la adora y la trata muy bien…pero no puede ser feliz. Ella misma lo explica así:

Tengo la impresión de que todo lo que hago es contra-natura…contra mi naturaleza. Pero, ¿por qué esta vida parece buena para los demás, pero no para mí?

Clem, ya desde entonces, sueña con Emma, la desea, instintivamente sabe qué es lo que le haría feliz. Pero no se atreve a reconocérselo ni siquiera a sí misma. Porque le han enseñado que eso es algo horrible, porque tiene miedo de las consecuencias, porque ella misma cree que la homosexualidad debería estar prohibida. Así que deja pasar el tiempo, intenta negarse a sí misma, intenta ser quien no es.

Obviamente, eso no funciona.

Por suerte, además del amor, El azul es un color cálido también habla de la amistad. De las amistades que se pierden cuando eres fiel a ti mismo; de las que no saben qué hacer cuando ven que has cambiado; pero también de la verdadera amistad, la que permanece fiel a lo largo de los años. Como Valentín, el mejor amigo de Clem, que es quien le ayuda a encontrar el camino:

Clem, lo horrible es que la gente se mate por petróleo y se cometan genocidios…Y no querer dar amor a alguien. 

Me parece una frase preciosa, y digna de reflexión.

El azul es un color cálido habla también de todos los tipos de homofobia. Ya hemos mencionado el rechazo que sentía nuestra protagonista hacia sí misma. También el odio de una supuesta amiga que deja de serlo en cuanto sospecha que es lesbiana. Hay una escena en que las chicas tienen que irse de una cafetería porque unos hombres las están mirando de una forma muy rara. Pero hay algo mucho peor, y es el rechazo de tu propia familia. El dolor que provoca puede envenenarte la vida para siempre, llevarte a una adicción, provocarte una enfermedad…y, desde luego, impedirte ser feliz.

Aunque la novela trate todos estos temas, ninguno de ellos es el principal.

Porque El azul es un color cálido es, ante todo y sobre todo, una historia de amor.

Pero no es un romanticismo empalagoso, no tiene nada de cursi. Es una historia real, como la de cualquier pareja. Con altos y bajos, con crisis, con momentos en los que parece que el amor no es suficiente para mantenerlas juntas. Pero que sin embargo es una base sólida sobre la que construir una relación que dura décadas.  Ese es uno de los puntos fuertes de esta historia: que es totalmente creíble.

Hay algunos elementos en la historia que no me han gustado porque me suenan a cliché. Por ejemplo, el imprescindible amigo homosexual que se lleva a la protagonista a recorrer bares gays por primera vez. O los intentos de Clem por forzarse a mantener relaciones sexuales heterosexuales cuando ya es evidente que no es lo que quiere. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este libro se publicó por primera vez en 2009, y entonces las cosas eran muy diferentes.

La lectura de El azul es un color cálido me ha hecho pensar en que por suerte hemos avanzado.

Tengo la impresión de que ahora las cosas serían más fáciles para Clem y Emma. Pero no me engaño. Sigue habiendo homofobia, sigue habiendo muchas personas que se creen con derecho a decirle a los demás cómo tienen que vivir. Queda todavía mucho trabajo por hacer, mucha gente por educar, y muchos problemas a los que enfrentarse.

Por eso creo que es tan importante dar a conocer libros como este. El azul es un color cálido es una lectura triste, que a mí me ha hecho llorar en varios momentos. Pero sobre todo es una lectura imprescindible, porque no podemos permitir que estas cosas sigan sucediendo. El amor nunca podrá ser algo malo. Todo lo contrario. El amor hace al mundo mejor.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído esta obra? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Si os apetece darle una oportunidad podéis comprar el libro aquí.

Por hoy me despido hasta la próxima reseña. Un saludo a todos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close