El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial, de Sherman Alexie

El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial es una novela dura, estremecedora y muy necesaria. Cuenta la historia de Junior ,un niño indio que vive en una reserva y lucha por tener un futuro decente. Pero en realidad cuenta algo más: la historia de las desigualdades sociales, de la discriminación a las minorías, de los abusos de poder.

Esta novela es, como su título indica, el diario de un niño indio.

El protagonista se presenta a sí mismo con toda crudeza, habla de sus problemas de salud,de sus sentimientos y nos cuenta que le encanta dibujar viñetas de cómic. Pero no como simple entretenimiento:

Cuando haces un dibujo, todo el mundo puede entenderlo. Así que dibujo porque quiero hablar al mundo. Y quiero que el mundo me escuche. 

Este llamamiento al lector, esta necesidad de que se preste atención a lo que va a contarnos es importante. El lector puede tener la tentación de abandonar, porque desde el principio el libro nos enfrenta a tragedias, pérdidas y mucho dolor. Pero lo hace en un tono neutro, muy sereno. No busca hacernos llorar, sino hacernos pensar. No intenta conectar con nuestras emociones, sino con nuestro cerebro. Por eso el protagonista es capaz de reír en el funeral de un ser muy querido. O de entender a su padre alcohólico y tratarle con amor, a pesar de que le hace mucho daño.

Sí, mi padre tiene un problema con la bebida, y mi madre puede ser un poco extravagante. Pero hacen sacrificios por mí. Se preocupan por mí. Hablan conmigo. Y lo mejor de todo, me escuchan. 

Por muy mal que vayan las cosas, Junior puede contar con el amor incondicional de su familia. Y a lo largo del libro aprenderá que eso es algo que a muchos niños blancos, ricos y privilegiados les falta. Porque el dinero y la popularidad no pueden llenar el vacío que deja la falta de amor.

 El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial es un grito de ¡Basta ya!

¡Hagamos algo de una vez! Para erradicar el racismo, la pobreza, el hambre, la marginación, la falta de educación,los abusos de poder, y tantas otras cosas.

Este libro también insiste mucho en la gran tasa de alcoholismo que hay entre los indios de las reservas. Pero eso no es extraño. Les hemos robado absolutamente todo, incluida la esperanza. Prácticamente es la única vía de escape que les queda. Hay una escena estremecedora, en la que un maestro blanco le confiesa a su alumno indio:

Se suponía que teníamos que matar al indio para salvar al niño. Se suponía que teníamos que hacer que dejarais de ser indios. Intentábamos matar vuestra cultura. Todos se han rendido, y sus padres, y sus abuelos. Y también yo, y todos los demás profesores. Nos han derrotado a todos. Encontrarás más esperanza cuanto más te alejes de esta tristísima reserva. 

Así que Junior tiene que enfrentarse a sus miedos, y buscar una vida en el mundo hostil que hay fuera de la reserva.

El problema es que, cuando lo hace, todos los indios lo ven como un traidor. Por otra parte, en su instituto de blancos privilegiados y racistas tampoco es bienvenido. Pero su profesor tenía razón. Fuera de la reserva encuentra una esperanza a la que aferrarse cuando empiezan a sucederse las peores tragedias.

Todo este libro es una denuncia, pero también una llamada a la acción. Nos obliga a ver lo que está mal, pero no se conforma con eso. Nos remueve la conciencia de tal manera que no podemos volver a mirar hacia otro lado. Nos obliga a preguntarnos qué podemos hacer para cambiar las cosas. Pero también nos da ánimos, y algunas ideas de por dónde empezar. A Junior también le pasan cosas buenas. Es posible superar los prejuicios propios y ajenos. Es posible encontrar buenas personas incluso donde creías que sólo había enemigos.

Al fin y al cabo, si te rindes sin luchar es como estar muerto en vida.

El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial nos habla también de los sueños. Lucha por conseguir lo que quieres, aunque no llegues a alcanzarlo. Y sobre todo nunca te rindas. No renuncies a vivir intensamente.

Todo esto pueden parecer frases hechas, filosofía barata, lo que se supone que hay que decirles a los niños para que crezcan con autoestima…Pero en este libro no es así. Todo tiene sentido, porque ves claramente cómo el protagonista vive aplicando esas normas. Ves las consecuencias de sus decisiones, sus errores, sus éxitos y todos ellos te demuestran que es posible.

El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial es una novela juvenil, porque está redactada de forma que cualquier persona puede meterse en la piel de Junior. No hay metáforas elaboradas ni lenguaje complejo. Pero sí que es una novela realmente profunda y que todos los adultos deberíamos leer. No cometamos el error de pensar que es un entretenimiento para adolescentes. A mis más de cuarenta años me ha emocionado y sacudido como hacía tiempo que no lo lograba ningún libro para adultos.

Si os ha gustado este libro, os recomiendo probar otras obras de literatura infantil y juvenil igualmente profundas. Por ejemplo, Cartas de amor a los muertos, otra historia que me impactó profundamente.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído esta novela? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Si os apetece darle una oportunidad podéis comprar el libro aquí.

Por hoy me despido con un cariñoso saludo a todos. Hasta la próxima reseña, seguid disfrutando de la lectura.

2 thoughts on “El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial, de Sherman Alexie

  1. ¡Hola! Interesante lo que cuentas sobre esta novela juvenil. Voy a ver si la tenemos en la biblioteca

    1. Flecha-literaria 20 agosto, 2019 — 12:22 pm

      Muchas gracias por comentar. Espero que la encuentres, y que disfrutes con su lectura. Si la lees me encantaría conocer tu opinión. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close