La sabiduría del corazón – Henry Miller

La sabiduría del corazón es una antología de artículos y ensayos, en los que Miller expone sus pensamientos sobre la escritura, la guerra, el papel del arte, la filosofía y otros asuntos. En España está publicado por la editorial Stirner.

Muchos de los artículos incluidos en La filosofía del corazón analizan la obra de otros artistas.

Por ejemplo, gracias a este libro he descubierto al escritor D. H. Lawrence.

El capítulo dedicado a este autor es impresionante. En él se elabora una compleja teoría, que explica la relación entre el arte y la muerte.

«El sentido del misterio, que está en el fondo de todo arte, es la amalgama de todos los terrores sin nombre que inspira la realidad cruel de la muerte. La muerte, por tanto, debe ser derrotada –o disfrazada, o transformada–. Pero, en la tentativa de derrotar a la muerte, el hombre se ha visto inevitablemente obligado a derrotar a la vida, dado que las dos están inextricablemente ligadas».

Lo que más me gustó de este texto es su descripción de cómo, a medida que avanza el proceso creativo, el artista cambia como persona. Es fascinante.

Miller habla también de la filosofía del psicoanalista E. Graham Howe.

Este artículo se centra en el miedo y el conflicto, y propone la aceptación como única vía de llegar a la paz. Nos explica que, para poder vivir plenamente, es imprescindible aprender la doctrina de la rendición incondicional, es decir, del amor. Es un capítulo que me impactó por las ideas que expone, pero también por cómo las razona y argumenta.

La pintura y la fotografía también están muy presentes en La filosofía del corazón.

El capítulo dedicado al pintor Hans Reichel contiene unas descripciones bellísimas de su obra, que enlazan con algunos pensamientos de MiIller acerca del sentido de la vida y el poder de los símbolos. Estas páginas contienen también una reflexión escalofriante sobre el momento del parto.

El artículo inspirado por el fótógrafo Brassaï está lleno de admiración por su obra, y es la excusa perfecta para contar una anécdota personal del autor, de forma casi cinematográfica. Es un texto muy visual.

También me parecieron especialmente interesantes las páginas dedicadas al escritor Blaise Cendrars (que yo no conocía), y los capítulos que analizan exhaustivamente dos obras de Balzac, que ahora tengo muchas ganas de leer.

Sin embargo, mi texto favorito está protagonizado por un hombre anónimo.

Se titula El alcohólico veterano con el cráneo trepanado, y es absolutamente MAGISTRAL. En él, Miller nos presenta a un vagabundo muy lúcido, que presume de ser feliz y de no necesitar nada para vivir. Su discurso es estremecedor, especialmente cuando habla de la guerra:

«Bien, hice lo que me pidieron que hiciera, como todo buen soldado. Os lo digo, se volvió tan inmundo y pernicioso que me olvidé de quién era yo. No se me habría podido considerar un hombre. […]  Ya no tengo principios a día de hoy; vivo fuera de la ley. Ningún hijo de puta va a convencerme de que para mejorar la vida primero tienes que matar a un millón o diez millones de hombres a sangre fría. No, señor, esos cabrones no tienen corazón».

Tras este monólogo, Miller escribe un maravilloso discurso sobre la guerra, el poder y la política. Me encantaría copiarlo entero, porque al leerlo sentí ganas de aplaudir.

La sabiduría del corazón incluye también artículos puramente autobiográficos.

Uno de ellos se titula Reflexiones sobre el arte de escribir, y es una maravilla. Creo que puede resultar muy inspirador para cualquiera que aspire a dedicarse profesionalmente a la escritura. En este capítulo, Miller reflexiona sobre qué es la realidad, habla del fracaso y de su propio proceso creativo. Es muy interesante y esclarecedor.

Este libro me ha parecido un tratado de filosofía.

En todos los textos que lo componen, el autor incluye reflexiones muy profundas sobre cuestiones fundamentales. También expone sus propias creencias y su firme convicción de que es necesario crear un mundo diferente, regido por otros principios.

El resultado es una obra realmente interesante, de la que se puede aprender mucho.

No todos los capítulos me han gustado.

Miller era un escritor muy polémico, y esta obra no es ninguna excepción. Algunas de sus descripciones me han resultado desagradables. Tampoco estoy de acuerdo con todas las teorías que expone, y su filosofía vital me parece discutible.

Pero lo que menos me gusta del estilo de este autor es que utiliza frases larguísimas. Eso dificulta la lectura, ya de por sí ardua por la complejidad de los conceptos que expone. Para leer La sabiduría del corazón hay que concentrarse y procesar bien cada párrafo antes de empezar el siguiente. Es fácil perder el hilo, o incluso frustrarse.

Sin embargo, merece la pena perseverar.

A pesar de sus aspectos negativos, este libro me parece extraordinario. En cada página se nota la pasión del autor, su convicción, su verdad. Es una obra honesta y valiente, en la que Miller se desnuda y se muestra sin tapujos.

También resulta muy placentero leer a alguien tan culto. En estos artículos hay abundantes referencias a otros escritores, como Goethe o Thoreau; pero también se habla de metafísica; se cita a San Francisco de Asís y al Libro tibetano de los muertos; se menciona la obra de filósofos y cineastas…; en resumen, da la impresión de que el autor es un erudito, que sabe de lo que habla. Eso me ha gustado mucho.

Algunos de estos textos contienen párrafos muy bellos, como este:

«Era una voz que procedía directa del corazón, un hilo de sangre tirante, vibrante que descendía hasta el oído en oleadas rapsódicas y estruendosas. […] La voz había dejado de sonar, pero el poema continuaba vibrando en las palpitantes células del cerebro».

Si tenéis tiempo y calma, para poder disfrutarlo sin prisas, os recomiendo encarecidamente este libro. Y si os quedáis con ganas de más, podéis leer su novela Trópico de Cáncer.

Yo he disfrutado mucho con La sabiduría del corazón, y sé que con cada relectura aprenderé algo nuevo. Además, en los momentos de crisis, algunas de las teorías que plantea pueden resultar muy inspiradoras.

¿Qué opináis vosotros? ¿Conocéis esta obra? ¿La habéis leído? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido con un abrazo para todos. ¡Leed mucho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close