Ritos funerarios – Hannah Kent

Ritos funerarios es una novela estremecedora, que transmite lo dura que era la vida en Islandia en el siglo XIX.

La historia es muy triste.

La protagoniza Agnes, una mujer condenada a muerte porque ha cometido un asesinato.

El gobierno decide que, hasta que llegue el momento de su ejecución, trabajará para una familia de granjeros y vivirá con ellos. Nadie está conforme con esta solución: Agnes preferiría estar en la cárcel y no tener que trabajar como una esclava; la familia no quiere convivir con una asesina. Pero la decisión es inapelable.

Los personajes de este libro son inolvidables.

Durante la novela leemos los pensamientos de Agnes en primera persona. Así podemos sentir su miedo, compartir sus recuerdos y entender mejor sus reacciones. Ver el mundo desde su perspectiva no siempre es agradable, porque la vida nunca trató bien a esta pobre mujer. Pero sí que es sorprendente, porque nos encontramos con una persona inteligente y más culta de lo que yo esperaba.

Algunas de sus reflexiones me parecen muy bellas:

«Nuestras lenguas produjeron desprendimientos de tierra y quedamos atrapados entre las grietas, entre lo que decíamos y lo que queríamos decir, hasta que no fuimos capaces de encontrarnos el uno al otro, hasta que desconfiamos de las palabras en nuestras bocas».

La voz de Agnes se intercala con la de otro personaje muy especial.

Se trata de Tóti, un joven párroco encargado de prepararla para la muerte, y de rezar con ella por el perdón de sus pecados. Es fascinante leer el efecto que tiene Agnes en él. Sobre todo, si tienes en cuenta los prejuicios que los rodean. No solo la religión, sino también las supersticiones y las sagas tradicionales están muy presentes en Ritos funerarios.

El día a día en la granja está muy bien descrito.

La autora consigue hacernos sentir lo difícil que resulta la supervivencia en un clima tan extremo. De esta forma, logra que las tareas más rutinarias parezcan interesantes. Por ejemplo, asistimos a la matanza, que no es de cerdos sino de ovejas. Este capítulo está narrado con tanto detalle que me dio bastante asco en algunos momentos.

Hay algunas escenas que resultan muy desagradables, pero son necesarias. Sirven para hacernos entender por qué muchos personajes se tratan con tanta dureza unos a otros. En un entorno tan adverso, la naturaleza es tu peor enemigo, y se instaura la ley del más fuerte.

Las interacciones sociales entre los granjeros y Agnes me parecen muy interesantes.

Al principio, todos tienen miedo, y la tratan con hostilidad. Pero la convivencia se prolonga durante meses, y las relaciones evolucionan de forma sorprendente. Cada miembro de la familia se enfrentará a la situación de distinta manera, y forjará un vínculo diferente con Agnes.

Hay que tener en cuenta que la casa es muy pequeña, y fuera hace demasiado frío. Así que a los personajes no les queda más remedio que pasar mucho tiempo juntos, en la misma habitación. Esa intimidad forzosa crea una atmósfera de tensión y desconfianza, que la autora consigue transmitir con mucha fuerza.

El ingrediente fundamental de Ritos funerarios es el misterio.

Durante todo el relato, la autora genera mucha curiosidad en el lector. Necesitamos saber qué pasó exactamente, si es verdad o no que Agnes es una asesina, cómo transcurrió ese asesinato. Pero no lo descubriremos hasta el último capítulo.

Lo más estremecedor es saber que esta novela está basada en hechos reales. Agnes existió de verdad, eso hace que el final sea más impactante. Yo, cuando cerré el libro, estaba profundamente emocionada por la historia.

Ritos funerarios es una novela excelente.

Está muy bien escrita y ambientada. Además, me ha trasladado a un país y a una forma de vida muy distintos de lo que conozco, y que merece mucho la pena descubrir.

El estilo y la técnica literaria de Hannah Kent me han cautivado, quiero leer más obras suyas. También Islandia volverá a mi estantería en el futuro.

La historia me ha gustado tanto que he buscado más información, y he encontrado un blog con un artículo que os recomiendo.

¿Qué opináis vosotros? ¿Conocéis este libro? ¿ Lo habéis leído? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido, nos leemos la próxima semana con otra reseña. Hasta entonces ¡disfrutad de la lectura!

2 thoughts on “Ritos funerarios – Hannah Kent

  1. Patricia Sánchez Hernández 9 julio, 2019 — 1:27 am

    Muchas gracias por tu reseña. Sin desvelar nada nos muestras las joyas que se guardan en la novela y verdaderamente dan ganas de sumergirse en la lectura. Un saludo!

    1. Flecha-literaria 11 julio, 2019 — 11:39 am

      Gracias a tí por leerme y comentar. Espero que te animes a leer la novela y me cuentes si te gustó. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close