Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar, de Ame Soler

Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar nos cuenta en poco más de cien páginas la transformación de una niña en mujer maltratada, su salida del infierno y cómo se transformó en la mujer fuerte que es ahora. En un libro con más ilustraciones que texto, a base de frases cortas pero impactantes, la autora ha conseguido emocionarme profundamente.

Las ilustraciones son preciosas, y perfectas para la historia. Hay alguna especialmente bonita, como la de la playa. Otras que son provocadoras, como la que habla de la regla. Pero la mayoría simplemente son el reflejo de una emoción, reflejan lo que siente la protagonista de forma muy efectiva.

Ame Soler refleja cómo ya desde muy pequeñas se nos va enseñando a ser «mujeres».

Péinate, no comas tanto, vístete de una determinada manera, ponte maquillaje:

«Pareces un chico», me decían, como si mis gustos, mis gestos o mi manera de relacionarme determinasen mi género, menuda gilipollez, ¿no?

Todos esos mensajes van calando profundamente en la protagonista, igual que han envenenado y siguen envenenando la vida de millones de niñas y adolescentes, incluso hoy en día. Creces pensando que tu cuerpo no es válido. Tener la regla, o pelos en las piernas, o un grano, es algo normal, es algo natural. Pero se nos enseña a avergonzarnos por ello. Si nuestro cuerpo no encaja en los cánones establecidos, tenemos que avergonzarnos por ello. Es normal que alguien que ha sido educada en el rechazo hacia su propia naturaleza, que ha sido adoctrinada para sentir vergüenza de ser quien es, tenga la autoestima baja.

¿Cómo no va a caer en las garras del primer hombre que muestre un poco de interés hacia ella, cuando se cree indigna de que ningún hombre la mire?

La protagonista describe con una honestidad brutal su relación romántica con un hombre que la maltrata. Lo que más me gusta de esta parte es que describe punto por punto las estrategias de su novio. Estas pocas páginas constituyen un perfecto manual para detectar a un maltratador. En serio, cualquier mujer que las lea, haría bien en tomar nota y si ve cualquiera de estas señales en su pareja, salir corriendo.

Rostro de mujer sin ojos

El sexo forma parte de esa relación, pero no por amor, sino por miedo. La mujer llega a creer de verdad que debería estar agradecida a ese hombre por hacerle el favor de seguir a su lado, y él utiliza el chantaje si a ella no le apetece tener relaciones. ¿Cómo llamamos a eso? Pues muy claramente, por su nombre:

Una violación dentro de una relación también es una violación.

Esta parte de la historia me recuerda mucho a una novela gráfica que reseñé hace tiempo, y que también os recomiendo muchísimo. Es más larga y se trata el tema mucho más profundamente. Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo a la reseña: http://flechaliteraria.com/quiereme-bien-rosalind-b-penfold/

Todo termina de repente, cuando él decide irse con otra mujer. Y nuestra protagonista reúne el valor para volver a contactar con las antiguas amistades a las que abandonó por su pareja. Es gracias a ellas que consigue entender y aceptar lo que ha pasado. Sale del pozo y decide empezar una nueva vida.

Así empieza la tercera parte del libro: tenemos a la protagonista en otra ciudad, luchando por cumplir un sueño.

En esta fase nos enfrentamos a otro tipo de mensajes sociales, más sutiles, pero igual de dañinos.  Uno de ellos es «no tendrás ninguna salida profesional».  Que sí, que la intención es buena, que te lo dicen para protegerte…¿de qué exactamente?

Herirle las alas a alguien por si al alzar el vuelo se cae nunca me ha parecido justo. No me prives del vuelo, ofréceme ayuda para levantarme si alguna vez caigo.

La protagonista aprende sobre gordofobia, sobre sororidad, sobre feminismo. Y en este maravilloso trayecto nos enseña a los lectores a ver las trampas ocultas, a luchar por nosotros, a querernos. Y a ser libres.

También nos da armas: una lista de libros y autoras que nos pueden ayudar en el largo trayecto. Porque para llegar a la meta primero tendremos que deconstruirnos, y eso es muy difícil.

En resumen, no puedo agradecerle bastante a Ame Soler por haber creado esta maravilla. En forma y fondo, creo que este libro debería ser lectura obligatoria y materia de estudio para todos los alumnos de secundaria. Chicos y chicas, por supuesto. Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar no es un libro para mujeres. Es un mensaje imprescindible para toda la sociedad, para que el futuro de todos sea mejor.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído esta novela? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Si os interesa saber más sobre la autora, os dejo el link a su instagram: https://www.instagram.com/tres.voltes.rebel/

Por hoy me despido con un cariñoso saludo a todos. Hasta la próxima reseña, seguid disfrutando de la lectura.

 

2 thoughts on “Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar, de Ame Soler

  1. Patricia Sánchez Hernández 20 julio, 2019 — 3:54 pm

    Muchísimas gracias por presentarnos ésta obra. Directamente añadida a mis próximas lecturas.

    1. Flecha-literaria 21 julio, 2019 — 2:01 pm

      Te va a encantar, yo me lo leí en una hora y quedé muy impactada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close