The Armaggedon Rag, por George R.R.Martin

The Armaggedon Rag es una novela muy difícil de definir, tanto que no sabría decir a qué género pertenece. No sólo es una auténtica montaña rusa emocional, es que también lo es en la trama, los giros argumentales, las sorpresas, la intriga…

Y encuentra una forma muy especial de ser original: el verdadero protagonista de la historia no es una persona. Lo que realmente mueve toda la trama es el poder de la música. Y la música es omnipresente desde la primera palabra. Cada capítulo empieza con una estrofa de alguna canción conocida. Aunque lo verdaderamente esencial es la descripción de algunas de las canciones:

” He could hear the music; melancholy and full of threat, as if a storm were gathering, the guitars in pain, the cadence of the drums almost martial, enough to set the blood rushing in his skull…”

Pongo el fragmento en inglés porque por desgracia esta novela no se ha traducido al castellano. Pero os aseguro que no hace falta entender cada palabra para disfrutarla. Las situaciones son tan impactantes y las frases tienen tanta fuerza, que aunque sólo entiendas la mitad ya te darás cuenta de que estás ante algo único.

El argumento es simple: un escritor en plena crisis de creatividad es contratado por un periódico para escribir un artículo sobre el asesinato de un famoso productor de rock. Pero el viaje que hace para recabar información para ese artículo acaba siendo un viaje a su propio pasado. Y cuando nuestro protagonista ya está emocionalmente exhausto, llega el golpe de gracia: la novela se vuelve por momentos absolutamente terrorífica. Pesadillas, visiones y magia negra se mezclan con amor, sexo, violencia, crueldad y más muertes.

Para rizar más el rizo, nada de eso es realmente importante. Porque lo que importa de verdad, del principio al fin de la novela, son los ideales. Hasta el personaje más cruel cree estar haciendo lo correcto, contribuyendo a crear un mundo más justo, más limpio, incluso más respetuoso con la naturaleza. Y en su opinión, el fin justifica los medios.

Todos estos ingredientes son suficientes para construir una novela fascinante, de esas que no puedes parar de leer. Pero The Armaggedon Rag es más que eso. Es un espejo donde toda la sociedad estadounidense ve reflejada su evolución:  de hippies revolucionarios a cínicos ejecutivos de publicidad y marketing; de la esperanza al vacío más desesperante, o al miedo, o a la negación de la realidad.  Al final, lo peor no son las pesadillas. También para lo malo, la realidad supera a la ficción. Por eso Nixon y Vietnam son temas recurrentes a lo largo de la novela.

Para ser honesta, tengo que reconocer que de hecho, a veces se hacen pesadas tantas repeticiones. La obsesión del protagonista con describir y analizar una y otra vez algunas canciones acabó por cansarme. También es cierto que se nota que The Armaggedon Rag es una de las primeras novelas de Martin, porque comete errores de novato que serían imposibles en las novelas posteriores. Por momentos resulta no sólo pesado, sino excesivamente desagradable en sus descripciones. Y, como es lógico, aún no dominaba del todo la técnica narrativa.

Sin embargo, la historia es tan poderosa que esos errores no le afectan . Porque este libro nos habla de la Revolución, nos pregunta dónde está realmente el poder, nos desafía continuamente en lo personal, nos habla de lo que sí importa… y nos arrastra sin que podamos evitarlo.

Eso sí, os aviso que esta historia no es para todos los públicos: hay malos tratos, violaciones, violencia explícita, sangre, sexo…y auténtico terror. Pero todas y cada una de esas escenas son significativas.

No puedo decir que The Armaggedon Rag sea una obra maestra, ni siquiera que esté magistralmente escrita. Pero sí que es radical, única, estremecedora, y sobre todo necesaria. Realmente me ha entusiasmado, pese, o tal vez a causa de sus defectos.

¿Qué opináis vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido hasta la próxima reseña. Un saludo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *