Saltar al contenido

Drácula — Bram Stoker

Hoy os trai­go la reseña de Drácu­la, una nov­ela escri­ta por Bram Stoker.
Jonathan Hark­er, un agente inmo­bil­iario, va a Tran­sil­va­nia para cer­rar una transac­ción com­er­cial con un mis­te­rioso conde, lla­ma­do Drácu­la. Éste lo encier­ra en su castil­lo, donde suce­den cosas ter­rorí­fi­cas. Cuan­do Jonathan con­sigue escapar y volver a Lon­dres, se encuen­tra con que allí tam­bién han ocur­ri­do acon­tec­imien­tos rela­ciona­dos con el conde. Todo está nar­ra­do como una nov­ela de mis­te­rio, la ambi­entación está muy bien logra­da, y mien­tras lo lees sientes la inqui­etud, el miedo, el desconcier­to de no enten­der qué ocurre.

Tan­to Jonathan como su mujer están deci­di­dos a deten­er al conde Drácu­la. Y para ello con­tarán con la ayu­da de un grupo de per­sonas muy var­i­opin­to. Ten­emos a un lord inglés muy rico y dis­tin­gui­do, a un psiquia­tra (por cier­to, qué gri­ma da la descrip­ción del psiquiátri­co, está tan bien hecha que te parece que de ver­dad estás en un psiquiátri­co del siglo diecin­ueve), a un vaque­ro, y sobre todo a un pro­fe­sor holandés nada con­ven­cional, que a veces parece estar loco. Ese per­son­aje es genial.

Ten­go que decir que la car­ac­ter­i­zación de los per­son­ajes me ha encan­ta­do, están muy bien definidos.
Con la ayu­da invol­un­taria de Ren­field, uno de los pacientes del man­i­comio, y para mí el mejor per­son­aje de la nov­ela, todos for­marán un gran equipo. A par­tir de ese momen­to, comien­za una aven­tu­ra trep­i­dante con­tra reloj, porque el conde se ha dado cuen­ta de que lo están per­sigu­ien­do y emplea a fon­do todos sus poderes. La lucha es real­mente épi­ca, y sabes que se están jugan­do la vida, o lo que es peor, el alma, como dice Van Helsing.
201322415404_1
La estruc­tura de la nov­ela es muy intere­sante. La may­or parte está nar­ra­da medi­ante car­tas, aunque tam­bién hay recortes de per­iódi­co, frag­men­tos del diario de alguno de los per­son­ajes, o inclu­so una grabación hecha en el fonó­grafo (me gustó mucho ese detalle).  Además la nar­ración es muy dinámi­ca. A veces habla un per­son­aje, a veces habla otro, cada uno con su per­son­al­i­dad y car­ac­terís­ti­cas propias, lo que se trasla­da muy bien al texto.
Hubo algo que no me gustó: cada vez que habla una mujer, se refiere a sí mis­ma como “una pobre mujer inde­fen­sa”, y las dos mujeres pro­tag­o­nistas tienen  total­mente asum­i­do que ellas son infe­ri­ores al hom­bre. Me indigna­ba cada vez que leía eso. Sobre todo porque en aque­l­la época ya existían las sufrag­is­tas, así que era per­fec­ta­mente posi­ble refle­jar otro mod­e­lo de mujer.
lamodill
Tam­bién quiero comen­tar un detalle que me gustó mucho: Al prin­ci­pio de la nov­ela hay un diál­o­go que me pare­ció deli­ciosa­mente sar­cás­ti­co; un viejo pescador despotri­ca con­tra la igle­sia, lla­ma men­tirosos a los curas, y lo dice de una for­ma tan gra­ciosa que no pude evi­tar reírme al leer­lo. Os copio un ejemplo:
“Entonces, ¿no es esa tum­ba un mon­tón de tro­las? ¿No se morirá de risa Gra­biel cuan­do el viejo Geordie llegue con la sepolto­ra y le pida que tome eso como prueba?”
En con­jun­to me parece una nov­ela exce­lente. Tiene gran cal­i­dad lit­er­aria, una ambi­entación per­fec­ta, per­son­ajes caris­máti­cos y una tra­ma real­mente intere­sante llena de sor­pre­sas y giros argumentales.
Si os gus­tan las nov­e­las de vam­piros, os recomien­do tam­bién Vam­pi­ras, antología de relatos sobre mujeres vampiro. 
¿Habéis leí­do Drácu­la? ¿Qué os parece? Si no la habéis leí­do, ¿os intere­sa? Espero vue­stros comentarios.
Por hoy me despi­do, nos leemos la próx­i­ma sem­ana con una nue­va entra­da. Un salu­do a todos.
Com­párte­lo

2 comentarios

  1. Gra­cias por comen­tar. Tienes razón, las pelícu­las cam­bian muchas cosas, como la his­to­ria de amor que se han inventado. 

  2. Un libro genial, me ha encan­ta­do todas las veces que me lo he lei­do. Aunque en las peícu­las hayan acam­bi­a­do tan­tas cosas, como que no puede dar­le la luz del sol, mien­tras que en el libro anda tran­quil­a­mente de día.

    Un salu­do.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *