Saltar al contenido

Soy Pilgrim — Terry Hayes

Soy Pil­grim es una nov­ela de sus­pense muy bien escri­ta. Te atra­pa des­de la primera pági­na con una tra­ma com­ple­ja y llena de mis­te­rios, que com­bi­na con una exce­lente cal­i­dad literaria.

¿De qué trata?

La his­to­ria enlaza un asesina­to en un hotel de Man­hat­tan con el ajus­ti­ci­amien­to de un rebelde en Ara­bia Saudí, la muerte de un tur­ista en Turquía, los muyahidines de Afgan­istán y otros even­tos aparente­mente inconex­os. Al final, sin embar­go, todo que­da per­fec­ta­mente hila­do y bien explicado.

En el pro­ce­so via­jamos a dis­tin­tos lugares, y des­cub­ri­mos esce­nar­ios tan difer­entes entre sí como un antiguo refu­gio nazi o un lab­o­ra­to­rio de biotec­nología en Damasco.

Soy Pilgrim es una novela muy visual.

Con­tiene muchas esce­nas de acción y lucha, tan bien descritas que el pul­so se acel­era al leer­las. Pero tam­bién incluye imá­genes poderosas, como el momen­to en el que el pro­tag­o­nista ve estrel­larse el avión con­tra las tor­res gemelas.

De hecho, el aten­ta­do del 11 S se men­ciona varias veces a lo largo de la his­to­ria, des­de dis­tin­tos pun­tos de vista, y gen­era algu­nas reflex­iones polémicas.

Los personajes son impresionantes.

Nue­stro nar­rador for­mó parte de la agen­cia de inteligen­cia más sec­re­ta de Esta­dos Unidos. Hace tiem­po que se retiró, deci­di­do a cam­biar de vida; pero sigue sien­do el mejor, así que, cuan­do se pro­duce una emer­gen­cia nacional, se ve oblig­a­do a volver a su puesto. La agili­dad men­tal y la for­ma de resolver los prob­le­mas de este hom­bre son excep­cionales. Pero tam­bién me ha gus­ta­do mucho su carác­ter, porque sigue tenien­do con­cien­cia y emo­ciones, a pesar de que su tra­ba­jo incluye matar y torturar.

Su antag­o­nista es El Sar­ra­ceno, un hom­bre muy inteligente y pro­fun­da­mente reli­gioso. Su fe le impul­sa a librar una Guer­ra San­ta, así que elab­o­ra un virus mor­tal para el que no existe vacuna.

Los lec­tores cono­ce­mos al Sar­ra­ceno cuan­do es un niño, y seguimos su evolu­ción. Así, el autor con­sigue que en algunos momen­tos podamos empa­ti­zar con él, aunque sea tan despi­ada­do. Sus capí­tu­los me pare­cen bien doc­u­men­ta­dos y muy coher­entes, son los que más me han gus­ta­do de la historia.

En ellos se habla del Islam des­de dis­tin­tos enfo­ques. Apare­cen fanáti­cos reli­giosos, pero tam­bién creyentes bien­in­ten­ciona­dos, bue­nas per­sonas que no aprue­ban la violencia.

La política también juega un papel en Soy Pilgrim.

Las deci­siones del pres­i­dente y su gabi­nete influyen en la tra­ma; pero las inter­ac­ciones entre las dis­tin­tas agen­cias guber­na­men­tales son total­mente determinantes.

La políti­ca exter­na tam­bién es fundamental.

La relación con Rusia durante la Guer­ra Fría, la colab­o­ración con Ara­bia Saudí para inves­ti­gar cier­tos deli­tos en la época actu­al, o la cor­rup­ción en la policía tur­ca (que no se puede com­bat­ir ni con una pla­ca del FBI), son solo algunos ejemplos.

En resumen, Soy Pil­grim es una nov­ela sól­i­da, muy bien con­stru­i­da, con una acción trep­i­dante y que además mueve a la reflex­ión. Me parece muy recomendable.

¿Qué opináis vosotros? ¿La habéis leí­do? ¿Os parece una prop­ues­ta intere­sante? Espero vue­stros comentarios.

Por hoy me despi­do, nos leemos la próx­i­ma sem­ana con otra reseña. Has­ta entonces ¡dis­fru­tad de la lectura!

Com­párte­lo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *