Saltar al contenido

Todas las hadas del reino — Laura Gallego

Todas las hadas del reino trans­for­ma los cuen­tos de hadas tradi­cionales en algo mod­er­no y orig­i­nal. Tiene intri­ga, ten­sión, mucha emo­ción y sor­pre­sas. No fal­tan las reflex­iones intere­santes, hay inclu­so algún debate moral, pero todo está inclu­i­do en la nar­ración de for­ma total­mente nat­ur­al. Porque esta nov­ela es una lec­tura muy ame­na y ligera.

La his­to­ria se cen­tra en Camelia, un hada mad­ri­na que tiene que pro­te­ger a var­ios humanos desagrade­ci­dos, que no val­o­ran todo lo que hace por ellos. Ella lo sobrell­e­va con pacien­cia porque real­mente quiere ayu­dar­les, siente que la nece­si­tan. Has­ta que un día algo se rompe en su inte­ri­or. Des­de ese momen­to el tono de la his­to­ria cam­bia, se vuelve oscuro, tene­broso, y muy inqui­etante. Has­ta lle­gar a un final bru­tal, en todos los sentidos.

Esta novela trata temas universales que nos interesan a todas las edades.

Habla, por ejem­p­lo, del amor.

No sola­mente del amor román­ti­co, por el que se hacen grandes ges­tas y sac­ri­fi­cios. Tam­bién del amor de unos padres por su hija, o del hada por sus pro­te­gi­dos. Lo más intere­sante es que se mues­tra tam­bién el lado menos amable: el de la sobre­pro­tec­ción, que puede lle­gar a ser cru­el, o el del despe­cho cuan­do el amor no es correspondido.

Esta también es una historia de venganza.

Es impre­sio­n­ante la for­ma en que ese sen­timien­to cor­roe y trans­for­ma a los per­son­ajes que lo sien­ten. Son pár­rafos muy bien escritos, que trans­miten mucha emoción.

Además, me gus­ta cómo la auto­ra refle­ja sus con­se­cuen­cias. Porque una ven­gan­za no afec­ta sola­mente a los impli­ca­dos, sino a todo su entorno. Y si se tra­ta de per­sonas con poder, todos sus súb­di­tos sufrirán por cul­pa de una ren­cil­la personal.

El poder y la responsabilidad son temas fundamentales en Todas las hadas del reino.

Se plantea un debate moral real­mente intere­sante. Hay un momen­to en el que uno de los pro­te­gi­dos de Camelia decide par­tic­i­par en una lucha que sabe que no puede ganar. Es prác­ti­ca­mente un sui­cidio. Ella podría sal­var­lo con su magia, pero él se lo pro­híbe expre­sa­mente. ¿Debería ella sal­var­le la vida, aunque si lo hace él la odi­ará para siem­pre y no se lo per­donará jamás? ¿O debería respetar su decisión y acep­tar que él es dueño de su vida y puede hac­er lo que quiera con ella?

Esta his­to­ria habla tam­bién de la amis­tad, del val­or, de la impor­tan­cia de los pactos, del cla­sis­mo y de la discriminación.

A mí me ha intere­sa­do espe­cial­mente este fragmento:

“Si te casas con él ya no ten­drás dere­cho a decidir sobre el futuro de tus súb­di­tos. Serás una reina con­sorte, cuan­do podrías ser sober­ana por dere­cho propio”.

Todas las hadas del reino incluye muchas escenas que nos remiten claramente a cuentos de hadas clásicos.

Por nom­brar solo algunos ejem­p­los, hay momen­tos de La Ceni­cien­ta, Cape­ruci­ta Roja o Hansel y Gre­tel. Pero están nar­ra­dos des­de un pun­to de vista tan orig­i­nal, que pare­cen una his­to­ria total­mente difer­ente a la que cono­ce­mos. Espe­cial­mente en lo que concierne a las bru­jas mal­vadas, que en esta nov­ela tienen un ori­gen real­mente sorprendente.

En este libro la trama, que es de por sí muy interesante, está además cuidadosamente diseñada.

Me gus­ta cómo al prin­ci­pio se uti­lizan los diál­o­gos para insin­uar algo que no se expli­ca clara­mente, cre­an­do así mucha curiosi­dad al lec­tor. Hay bas­tantes giros sor­pren­dentes en esta nov­ela, pero todo está muy bien hila­do. La tran­si­ción de un cuen­to a otro se hace a través de la his­to­ria de Camelia, y todo enca­ja perfectamente.

Otro ele­men­to a destacar es la ambigüedad de uno de los per­son­ajes, que traiciona, pero tam­bién hace cosas bue­nas, y es descon­cer­tante has­ta la últi­ma página.

El final tam­bién me gustó, porque es coher­ente. Pero sería mejor si estu­viera expli­ca­do más en pro­fun­di­dad. Sé qué pasó, y por qué. Pero me quedé con ganas de saber más detalles.

Todas las hadas del reino me ha gustado tanto que me cuesta encontrarle defectos.

Creo que los per­son­ajes son un pun­to débil de esta his­to­ria. Los pro­tag­o­nistas sí que están muy bien definidos, son moral­mente com­ple­jos, con una evolu­ción exce­lente y además muy creíble.

Pero en los secun­dar­ios (las hadas madri­nas que se reú­nen cada siete años) hay demasi­a­do estereotipo para mi gusto.

Por otra parte, el per­son­aje de Rosaura exper­i­men­ta una evolu­ción sor­pren­dente, que no está bien expli­ca­da. Sí, sabe­mos que tiene un mae­stro, por lo que podemos supon­er que cam­bia gra­cias a sus enseñan­zas. Pero me hubiera gus­ta­do leer­lo, no sola­mente suponerlo.

Por lo demás, Todas las hadas del reino es una novela excelente.

No solo por los temas que tra­ta, sino tam­bién por la gran emo­ción que trans­mite. A mí, al menos, con­sigu­ió atra­parme en su atmós­fera mág­i­ca y hac­erme sen­tir lo que esta­ba leyendo.

Hay esce­nas llenas de trascen­den­cia, como el jura­men­to de las hadas, que me pusieron un nudo en la gar­gan­ta. Lo mis­mo pasa con el funer­al, o con los gri­tos de la madre en el bau­ti­zo de Feli­cia. He vibra­do con las esce­nas de acción, he sen­ti­do inqui­etud en las de ter­ror. Tam­bién me he puesto triste cuan­do a alguien le rompen el corazón. Porque la prosa de Lau­ra Gal­lego es capaz de arras­trarte y provo­car autén­ti­ca emo­ción en los lec­tores. Y la cal­i­dad lit­er­aria del tex­to es innegable. De hecho, en las esce­nas de miedo me record­a­ba un poco lo que sen­tí al leer Las bru­jas de Roald Dahl.

En resumen, Todas las hadas del reino es una de esas nov­e­las que cer­ré con una son­risa de sat­is­fac­ción. Una lec­tura que me ha hecho dis­fru­tar muchísi­mo, un mun­do al que quer­ré volver, porque estoy segu­ra de que este libro volveré a leer­lo den­tro de unos años.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leí­do esta his­to­ria? ¿Os apetece dar­le una oportunidad?

Por hoy me despi­do has­ta la próx­i­ma entra­da. ¡Leed mucho!

Com­párte­lo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *