Saltar al contenido

La trenza – Laetitia Colombani

La trenza es una novela muy actual, reivindicativa y que entretiene a la vez que denuncia. Nos presenta a tres mujeres de diferentes continentes, unidas por su cabello.

Una de las historias transcurre en La India.

Su protagonista es una mujer intocable, que soporta con resignación una existencia denigrante. Sin embargo, está decidida a luchar para que su hija tenga una vida digna. Por ello emprende una peregrinación llena de esperanza.

Durante su viaje, los lectores aprendemos cosas interesantes sobre el día a día de las mujeres en ese país.

Esta parte de La trenza narra acontecimientos dolorosos, y describe condiciones de vida muy duras. Pero todo está contado de una forma pragmática y optimista, que le quita dramatismo.

Me gusta muchísimo su protagonista, una mujer valiente y luchadora, que no solo no necesita a un hombre, sino que deja de querer a su marido cuando ve que es un obstáculo para la felicidad de su hija.

La segunda historia de La trenza transcurre en Italia.

La joven protagonista descubre que la empresa familiar está a punto de quebrar. Para salvarla tiene que luchar contra una familia muy apegada a las tradiciones, que propone como alternativa un matrimonio de conveniencia.

Esta parte de la novela es la que menos me gusta, porque incluye bastantes tópicos y es muy predecible.

Además, al personaje principal le falta carisma; no consiguió emocionarme en ningún momento, a diferencia de las otras dos protagonistas de la novela.

Lo más interesante son los muy breves fragmentos de información sobre los sij y su religión. Me hubiera gustado que se profundizara más en el tema.

En general, esta historia me parece apenas esbozada, no se narra nada en profundidad. Por ejemplo, el incidente en la manifestación con Kamal podría haber sido una historia muy atractiva, que no nos cuentan.

El final de La trenza nos traslada a Canadá.

Esta es mi parte favorita del libro.

Conocemos a una abogada que ha conseguido un puesto muy alto en la jerarquía, a base de duros sacrificios personales y familiares. Entonces sucede algo inesperado, que destroza el frágil equilibrio de su mundo, y le demuestra hasta qué punto estaba rodeada de tiburones al acecho.

Mediante este personaje, la autora retrata de forma magistral cómo las mujeres seguimos hoy en día sometidas a discriminación laboral, incluso en los países occidentales y supuestamente modernos. Es posible romper el techo de cristal, pero ¿a qué precio?

Sin embargo, lo mejor de este relato es la denuncia de otra discriminación que nos afecta a todos, no solo a las mujeres:

«En una sociedad que valora por encima de todo la juventud y la vitalidad, no hay sitio para los enfermos y los débiles».

Me gusta muchísimo cómo la autora describe el proceso sutil de marginación que acompaña a la enfermedad. Poco a poco empieza a discriminarse a alguien con excusas, con eufemismos, de forma que no se pueda denunciar ni probar. La trenza transmite perfectamente lo que siente esa persona, sus dudas y su incapacidad para luchar.

Estas tres historias se van enlazando sutilmente.

Confieso que yo estuve todo el tiempo intentando adivinar cómo se iban a encontrar y conocer estas tres mujeres. Por eso, cuando se desvela el nexo entre ellas, me gustó y me sorprendió que no fuera un encuentro típico. De hecho, el final me resultó bastante satisfactorio.

En general, la lectura me resultó muy amena. Es una novela corta que se lee en un par de horas, porque tiene un ritmo muy ágil y muy pocas descripciones.

En resumen, La trenza me parece una novela recomendable, que plantea temas interesantes de una forma agradable de leer. No es una obra maestra, pero sí es una reflexión necesaria que nos puede ayudar a ver el mundo desde otra perspectiva.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído esta novela? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido hasta la próxima reseña. ¡Leed mucho!

Compártelo

2 comentarios

  1. ¡Hola, Flecha Literaria!,
    He escuchado hablar mucho de esta novela pero cierto es que no había leído muchas reseñas al respecto.
    Me parece muy curioso que trate de tres historias que se van entrelazando.
    Ahora bien, creo que me pasaría como a ti y que la segunda parte sería la que menos me haría disfrutar.
    No obstante, no descarto darle una oportunidad 😉
    Gracias por la reseña.
    Un besito de tinta y hasta pronto.
    Nos leemos 😀

    • Flecha-literaria Flecha-literaria

      Hola Pandora, gracias por tu comentario. Me alegra saber que alguien coincide con mi opinión. Si te decides a leer la novela coméntame qué te pareció. Otro beso para tí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *