Saltar al contenido

Balada de pájaros cantores y serpientes — Suzanne Collins

Esta pre­cuela recu­pera la ten­sión y el peli­gro de la saga orig­i­nal, pero esta vez des­de el pun­to de vista del Capitolio.

Bal­a­da de pájaros can­tores y ser­pi­entes es el rela­to de los déci­mos Jue­gos del Ham­bre. Su pro­tag­o­nista es Cori­olanus Snow, el vil­lano de la saga prin­ci­pal, que par­tic­i­pa en ellos como men­tor. Vemos cómo las expe­ri­en­cias que vive durante la com­peti­ción y las con­se­cuen­cias de sus deci­siones mold­ean su per­son­al­i­dad, e influyen en el des­ti­no de Panem.

El tema prin­ci­pal de la nov­ela es el con­trol: des­de la influ­en­cia que tiene un pro­fe­sor en el futuro académi­co de sus alum­nos, has­ta el Poder, que decide sobre la vida y la muerte de la población.

Hay muchos debates filosó­fi­cos en esta obra. Los per­son­ajes hablan sobre la esen­cia del ser humano, los límites éti­cos de la exper­i­mentación cien­tí­fi­ca, y cuáles son los dere­chos fun­da­men­tales de las per­sonas, entre otras cues­tiones. Tam­bién asis­ti­mos a una clase magis­tral de manip­u­lación, que nos mues­tra cómo el miedo y la pre­sión social son armas de doble filo.

El Snow que cono­ce­mos en esta entre­ga tiene solo diecio­cho años, todavía se rige por un códi­go moral, y se pre­ocu­pa por jus­ti­ficar sus actos. Siente ver­dadero afec­to por su famil­ia, y parece inclu­so que se enam­o­ra. Esto es sor­pren­dente, porque sabe­mos que acabará sien­do el pres­i­dente sádi­co y cru­el que conoci­mos en Los jue­gos del Ham­bre. A mí me ha resul­ta­do muy intere­sante estar den­tro de su mente, com­par­tir sus recuer­dos y obser­var su evolu­ción, que me parece coherente.

Sin embar­go, Bal­a­da de pájaros can­tores y ser­pi­entes no me resultó tan emo­cio­nante como los libros ante­ri­ores, porque es una nov­ela muy irreg­u­lar. La primera parte tiene mucha acción y un rit­mo ágil. Pero a par­tir de la segun­da mitad todo se ralen­ti­za, y hay algu­nas esce­nas que no apor­tan nada a la tra­ma. Por ejem­p­lo, yo habría elim­i­na­do la may­or parte de las can­ciones (excep­to la de El árbol del ahor­ca­do), porque sus letras me parecieron hor­ri­bles. En gen­er­al, creo que a la his­to­ria le sobran pági­nas. Por otra parte, algu­nas esce­nas me parecieron forzadas, inclu­so poco creíbles. Me refiero sobre todo a las lec­ciones de la doc­to­ra Gaul.

A pesar de estos aspec­tos, yo lo he pasa­do muy bien en esta nue­va visi­ta a Panem.

Por supuesto, hay detalles de la nov­ela que dis­fru­tarás más si has leí­do pre­vi­a­mente los tres primeros libros. A mí me gustó sobre todo la apari­ción de Tigris; pero tam­bién resul­ta lla­ma­ti­vo ver cómo eran los Jue­gos orig­i­nales, y des­cubrir por qué han cam­bi­a­do tanto.

Bal­a­da de pájaros can­tores y ser­pi­entes me parece una lec­tura ame­na, con una bue­na ambi­entación y una his­to­ria real­mente intere­sante. Es un libro per­fec­to para rela­jarse y dis­fru­tar este ver­a­no. Os lo recomiendo.

¿Lo habéis leí­do? ¿Os apetece dar­le una opor­tu­nidad? Espero vue­stros comentarios.

Por hoy me despi­do con un abra­zo para todos. ¡Leed mucho!

Com­párte­lo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *