Saltar al contenido

Doña Bárbara — Rómulo Gallegos

Doña Bár­bara es una nov­ela de la tier­ra, en la que el paisaje y las tradi­ciones impor­tan más que la trama.

La his­to­ria tran­scurre en el Llano vene­zolano. San­tos Luzar­do, un hijo de llaneros que se ha edu­ca­do en la ciu­dad, vuelve a su hacien­da para recu­per­ar lo que le ha roba­do Doña Bár­bara, una cacique muy poderosa a la que todos temen.

El tema principal de la novela es la lucha entre la civilización y la barbarie.

La vida en esta región es peli­grosa: hay que tra­ba­jar muy duro para sobre­vivir, la nat­u­raleza está llena de ame­nazas e impera la vio­len­cia. En muchos aspec­tos se parece al sal­va­je oeste.

San­tos tra­ta de com­bat­ir la igno­ran­cia y con­vencer a sus hom­bres de las ven­ta­jas de la mod­ernidad. Pero no es nada fácil luchar con­tra la tradi­ción y las costumbres.

Esta his­to­ria tiene además una tra­ma román­ti­ca, que a mí me decepcionó.

Es cier­to que algu­nas esce­nas de amor son boni­tas, inclu­so poéti­cas. Tam­bién hay algu­nas reflex­iones intere­santes sobre cómo evolu­cio­nan los sen­timien­tos de Marisela. Pero cuan­do se tra­ta del per­son­aje de Doña Bár­bara, creo que su enam­oramien­to resul­ta muy pre­cip­i­ta­do y poco creíble. Lo peor es que algu­nas de sus reac­ciones son total­mente inco­her­entes, no enca­jan con la con­struc­ción y la his­to­ria del per­son­aje.Rómu­lo Gal­le­gos tam­bién denun­cia la cor­rup­ción institucional.

Así se describe al gob­er­nante de la región:

“No poseía ni más ni menos que lo nece­sario para ser Jefe Civ­il de pueb­los como aquel: una igno­ran­cia abso­lu­ta, un tem­pera­men­to despóti­co y un gra­do adquiri­do en cor­rerías militares”.

En el Llano no se apli­ca la ley, no hay orden y los crímenes quedan impunes.

Jus­ti­cia frente a ven­gan­za, otro tema muy impor­tante en este libro.

Los per­son­ajes de Doña Bár­bara son com­ple­jos. No solo porque tienen mucha pro­fun­di­dad psi­cológ­i­ca, sino tam­bién porque la may­oría son alegóri­cos. En esta nov­ela todo está car­ga­do de sim­bolis­mo y de dobles significados.

En ese sen­ti­do quiero destacar a Mr. Dan­ger, un esta­dounidense pre­po­tente, sádi­co, que con­sid­era a los vene­zolanos como a una raza infe­ri­or y los tra­ta como a ani­males. Es la per­son­ifi­cación del colonialismo.

Lo que más me impresiona de esta historia es su ambientación.

Las descrip­ciones de paisajes son una mar­avil­la. No solo ves las imá­genes, sino que percibes el movimien­to, los olores, los sonidos, y has­ta el peli­gro que acecha tras esa belleza.

Como lec­tores nos sen­ti­mos total­mente inmer­sos en la vida cotid­i­ana del llanero. La nar­ración es rica en detalles, y habla de todas las situa­ciones cotid­i­anas. Por des­gra­cia, el mal­tra­to ani­mal tam­bién for­ma parte de esta vida, y eso se refle­ja en la nov­ela. Algu­nas esce­nas son brutales.

Gal­le­gos incluye en esta obra las prin­ci­pales tradi­ciones cul­tur­ales de la región, como por ejem­p­lo los Can­tos de tra­ba­jo del Llano, que en el año 2017 fueron declar­a­dos Pat­ri­mo­nio Inma­te­r­i­al de la Humanidad por la UNESCO. A mí me gustó mucho la his­to­ria de Flo­renti­no y el Dia­blo, que podéis escuchar aquí.

La bru­jería y las super­sti­ciones tam­bién están muy pre­sentes. Me parece espe­cial­mente intere­sante esa mez­cla de lo católi­co, lo africano y lo indí­ge­na, que crea una religión propia.

La estructura de Doña Bárbara me ha gustado mucho.

La may­oría de los capí­tu­los son auto­con­clu­sivos. Tienen su propia intro­duc­ción, nudo y desen­lace, son como pequeñas his­to­rias den­tro de la his­to­ria principal.

Es una obra cir­cu­lar, todas las tra­mas vuel­ven a su ori­gen antes de cer­rarse. Y el final es per­fec­to: coher­ente, trascen­den­tal y todo un sím­bo­lo en sí mismo.

Para mí esta nov­ela ha sido como un via­je a un lugar exóti­co, pre­cioso pero sal­va­je. En ese sen­ti­do me recordó un poco a La tier­ra de la llu­via escasa de Mary Austin  No es una obra per­fec­ta, pero está muy bien escri­ta, y a mí me trans­mi­ti­do mucho. Aunque no se parece a lo que sue­lo leer, por libros como este merece la pena salir de la zona de con­fort. Os la recomien­do sin ningu­na duda.

Yo des­cubrí Doña Bár­bara en una lec­tura con­jun­ta de Macon­do Club Lit­er­ario, y des­de aquí quiero dar las gra­cias a los orga­ni­zadores por su gran tra­ba­jo y ded­i­cación. Si os apetece dar­le una opor­tu­nidad a esta his­to­ria, os invi­to a leer toda la infor­ma­ción adi­cional y a pasar un rato diver­tido con los memes sobre el libro en este enlace.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leí­do esta nov­ela? ¿Os apetece des­cubrir­la? Espero vue­stros comentarios.

Por hoy me despi­do con un abra­zo para todos. ¡Leed mucho!

Com­párte­lo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *