Saltar al contenido

Libro de poemas (1921) — Federico García Lorca

Lor­ca es uno de esos escritores que me gus­taría cono­cer en pro­fun­di­dad. Por eso, me he prop­uesto leer poco a poco todas sus obras, unas cuan­tas cada año, inter­calán­dolas con otros autores y géneros.

Como su poesía es lo que menos conoz­co, he empeza­do con su primer Libro de poe­mas, que en mi edi­ción de Kin­dle viene con el sub­tí­tu­lo “A mi her­mano Paquito”.

Esperaba encontrar una obra menor, centrada en temas como el amor y el paisaje, sin ninguna genialidad.

Sí es cier­to que muchos de estos poe­mas me han abur­ri­do, no os voy a men­tir. Abun­dan los chopos, ríos, cipreses, y algu­nas metá­foras que me han resul­ta­do demasi­a­do obvias.

Pero en este libro ya está pre­sente la semi­l­la del genio. Hay ver­sos que real­mente me han impacta­do, emo­ciona­do y hecho reflexionar.

Uno de los poe­mas que me ha roto los esque­mas es Los encuen­tros de un cara­col aven­turero, fecha­do en diciem­bre de 1918. Es un tex­to muy largo, que habla de la fe, el miedo, la igno­ran­cia y el val­or. Para mí, es como el mito de la cav­er­na de Platón, hay un frag­men­to en el que me lo recuer­da muchísimo.

En este Libro de poemas ya aparecen los temas más habituales en la obra de Lorca.

Uno de ellos es la pasión. 

Aquí incluyo tan­to el amor como el desamor. Hay ver­sos sobre la belleza del ser ama­do, pero en otros el poeta lamen­ta que se haya apa­ga­do la lla­ma. Eso sucede, por ejem­p­lo, en Si mis manos pudier­an desho­jar, poe­ma del 10 de noviem­bre de 1919.

«Y yo me sien­to hueco

de pasión y de música. 

Yo pro­nun­cio tu nombre, 

en esta noche oscura, 

y tu nom­bre me suena

más lejano que nunca». 

El ejem­p­lo que más me ha gus­ta­do es Corazón nue­vo, de junio de 1918. Es tan pre­cioso, que no puedo ele­gir ningún frag­men­to. Os recomien­do que lo busquéis y lo leáis entero.

Dios está muy presente en este libro.

Hay ver­sos en los que alguien reza; tam­bién se men­ciona a una vir­gen a la que lle­van en pro­ce­sión. En esos poe­mas Lor­ca parece ten­er fe y ser creyente.

Pero hay otras obras en las que acusa a Dios, yo diría que has­ta lo rec­haza. Me sor­prendió mucho este frag­men­to, que cor­re­sponde al poe­ma Can­ción para la luna, fecha­do en agos­to de 1920.

«Jehová acos­tum­bra

sem­brar su finca

con ojos muertos

y cabecitas

de sus contrarias

mili­cias. 

Por eso luna

vas prote­s­tando 

del gran abuso

la tiranía

de ese Jehová

que os encamina

por una senda, 

¡siem­pre la misma!

mien­tras él goza

en com­pañía

de Doña Muerte, 

que es su querida». 

La muerte es un tema omnipresente, tan­to en la poesía como en el teatro de Lorca. 

En este libro hay algunos ejem­p­los muy bel­los. Por ejem­p­lo, el poe­ma Noviem­bre, fecha­do en noviem­bre de 1920, incluye estos ver­sos que me han gus­ta­do mucho:

«Los verdes cipreses

guard­a­ban su alma

arru­ga­da por el viento, 

y las pal­abras como guadañas

sega­ban almas de flores». 

Este libro incluye también poemas que, sin interesarme especialmente el tema, me han gustado por su belleza estética.

Un buen ejem­p­lo es El lagar­to viejo, fecha­do el 26 de julio de 1920. No es de los mejores, pero me ha pare­ci­do intere­sante y original.

Aunque estoy segu­ra de que los poe­mas pos­te­ri­ores ten­drán más cal­i­dad, creo que estos tam­bién son muy recomend­ables. No todos, por supuesto. Pero, en gen­er­al, he dis­fru­ta­do con esta lectura.

Por si os apetece leer algo más sobre la obra de Lor­ca, os dejo mi reseña de Bodas de san­gre, uno de sus mejores tex­tos para teatro.

¿Qué opináis vosotros? A los que habéis leí­do este libro, ¿os ha gus­ta­do? ¿Tenéis algún poe­ma favorito entre los que se incluyen aquí? A los que no lo habéis leí­do, ¿os apetece dar­le una opor­tu­nidad? Espero vue­stros comentarios.

Por hoy me despi­do, nos leemos pron­to con otra reseña. Has­ta entonces, dis­fru­tad de la lectura.

Com­párte­lo

2 comentarios

  1. Pao Pao

    He queri­do leer a Lor­ca des­de hace tiem­po, creo que ya es tiem­po de leer­lo de una vez.
    Mag­ní­fi­co el post.💙

    • Flecha-literaria Flecha-literaria

      Muchísi­mas gra­cias, espero que si te ani­mes a leer a Lor­ca dis­frutes tan­to como yo. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *