Saltar al contenido

Sueño del Fevre — George R.R. Martin

Sueño del Fevre es una nov­ela de vam­piros real­mente original.

La his­to­ria tran­scurre prin­ci­pal­mente en un bar­co de vapor, de los que nave­g­a­ban por el Mis­isipi; la esclav­i­tud y el abo­l­i­cionis­mo están muy pre­sentes en la tra­ma; y sus per­son­ajes tienen el par­tic­u­lar esti­lo de George R.R. Martin.

Sueño del Fevre trata muchos temas. 

Habla de reden­ción, de sueños, del paso del tiem­po, de la esclav­i­tud y la guer­ra, de la ambi­ción… por nom­brar solo algunos de ellos.

Lo que más me ha gus­ta­do es que la tra­ma cen­tral no es la lucha entre vam­piros y humanos. Al con­trario, Sueño del Fevre es la his­to­ria de una amis­tad inque­brantable a pesar del tiem­po y la distancia.

Los personajes están maravillosamente construidos.

Son com­ple­jos, pro­fun­dos, y evolu­cio­nan a lo largo de la obra. Vamos cono­cién­do­los poco a poco, y aunque algunos son pre­vis­i­bles, otros me han sor­pren­di­do mucho.

La ambientación es sensacional.

Mien­tras leía tenía la sen­sación de estar en un bar­co de vapor, nave­gan­do por el río. Porque la nov­ela está bien doc­u­men­ta­da, y en pocos pár­rafos, sin descrip­ciones exhaus­ti­vas, te trans­porta a la época. Sientes el calor que pasan los oper­ar­ios en la sala de calderas, la con­cen­tración del tim­o­nel cuan­do se acer­can a un ban­co de are­na y hay peli­gro de encallar el bar­co, o el des­pre­cio con el que se tra­ta a los esclavos.

El ritmo narrativo está muy bien medido.

La his­to­ria es apa­sio­n­ante: alter­na mis­te­rio, sor­pre­sas, ten­sión, ter­ror, amor, políti­ca y amis­tad en un rit­mo cam­biante que hace que te con­fíes antes de darte el sigu­iente golpe.

Hay momen­tos de reflex­ión que me han resul­ta­do muy intere­santes, como la lucha de uno de los vam­piros por dom­i­nar su nat­u­raleza, o las grandes simil­i­tudes que hay entre humanos y vam­piros. Hay vio­len­cia, san­gre, muerte y cru­el­dad; pero tam­bién hay amor y lealtad.

Hay algunos detalles que a mí personalmente me han encantado y quiero destacar:

El primero es el impor­tante papel que jue­gan los poe­mas de Lord Byron en la tra­ma. En la nov­ela se incluyen frag­men­tos enteros de algunos de ellos, y men­ciones a otros.

Tam­bién me ha gus­ta­do la his­to­ria de estos vam­piros, cómo se han adap­ta­do a los cam­bios del mun­do a lo largo de los sig­los, cómo se repro­ducen y la for­ma en que se rela­cio­nan. Men­ción espe­cial mere­cen sus leyen­das, algu­nas de las cuales me pare­cen casi bíbli­cas, como la espera de un Rey que los unirá a todos y los salvará.

Sin duda alguna, Sueño del Fevre es una novela muy bien escrita.

Su prosa atra­pa, no solo por la ten­sión de la his­to­ria, sino tam­bién porque tiene pági­nas muy bel­las, como en el sigu­iente fragmento:

“Mien­tras se ponía el sol, las aguas lodosas se tiñeron de un col­or roji­zo, que se extendió y se oscure­ció has­ta que dio la impre­sión de que el Sueño del Fevre nave­g­a­ba por un río de san­gre. Luego, el sol desa­pare­ció tras los árboles y las nubes; la san­gre se fue oscure­cien­do; primero se tornó mar­ronácea, como si se secara, y después negra, negra como la muerte, negra como una tumba”.

Si no habéis leí­do esta nov­ela, no dudéis en dar­le una opor­tu­nidad, porque dis­fru­taréis mucho con su lec­tura. Espero vue­stros comentarios.

Por hoy me despi­do, la próx­i­ma sem­ana ten­dréis una nue­va reseña. Has­ta entonces ¡dis­fru­tad de la lectura!

Com­párte­lo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *