Sufragista de Mary M.Talbot, Kate Charlesworth y Bryan Talbot.

Sufragista es una novela gráfica estremecedora, tanto por lo que cuenta, como por las imágenes. Narra la lucha de las mujeres de Gran Bretaña por conseguir el derecho al voto, y está dibujada de forma que transmite todo el miedo, las dudas, el dolor y la rabia que tuvieron que experimentar.

La historia es apasionante.

La lucha por el derecho al voto se prolongó durante décadas, y pasó por diferentes fases. Este libro habla de todas ellas con absoluta honestidad, incluyendo también las disputas y traiciones internas dentro del movimiento.

Vivimos momentos de esperanza e ilusión, como las grandes concentraciones que movilizaron a miles de mujeres. Sufrimos las humillaciones y las torturas físicas que padecieron estas heroínas cuando se las encerraba en prisión. Conocemos a personajes que morirán durante la novela, a causa de palizas que le da la policía, o de secuelas producidas por la brutalidad con las que se las alimentaba a la fuerza cuando se ponían en huelga de hambre. Somos testigos de la ruptura entre las que quieren una lucha pacífica y las que apuestan por el vandalismo y las acciones violentas.

En Sufragista la narración es intensa, pero intercala momentos de reflexión y calma con momentos de acción de una forma muy equilibrada.

Los personajes son maravillosos.

La protagonista es Sally Heathcote, una joven sirvienta que será el hilo conductor a lo largo de toda la novela. Descubrimos cómo es su día a día y los abusos a los que se ve sometida en su empleo como criada (esta parte me recordó un poco a En el piso de abajo) . La vemos conocer poco a poco a grandes personalidades de la lucha por los derechos de la mujer, e involucrarse cada vez más en el movimiento. Al final Sally será una guerrera destacada, y paralelamente a su crecimiento como activista seguimos también su evolución como persona. Eso me parece muy interesante.

Hay varios personajes importantes en esta historia, en su mayoría mujeres. No todas son buenas, no todas me resultan simpáticas, pero sí que todas son admirables. Incluso la más odiosa y traicionera fue una luchadora formidable que hizo mucho por la causa…antes de aliarse con el enemigo.

Hay que destacar también el importante papel de dos hombres que sufrieron mucho y se involucraron en cuerpo y alma por conseguir unas leyes más justas. Porque, como digo siempre, si los hombres no comprenden y apoyan de corazón el feminismo, no conseguiremos cambiar de verdad y para siempre esta situación.

La estructura de Sufragista es un poco confusa.

El relato comienza cuando Sally ya es anciana y está recordando su juventud como activista. Hay varios saltos temporales, y la mayoría son muy fáciles de entender. Sin embargo, el momento de la primera traición se cuenta al principio, antes de que conozcamos de verdad a la protagonista, y cuando aún no nos hemos ubicado bien en la historia. Eso me molestó.

Otro aspecto que no me gustó es que la novela gráfica no cuenta el momento en que por fin se consiguió el derecho al voto. La parte de los recuerdos de Sally acaba con el principio de la Primera Guerra Mundial, lo que me dio la sensación de dejar la historia a la mitad.

Los anexos son muy completos y forman parte fundamental de la historia.

Encontramos una cronología muy interesante, muchas notas que amplían lo que narran las viñetas y una lista de lecturas recomendadas muy extensa y completa. Es precisamente en la cronología donde podemos descubrir cuándo se consiguió por fin el voto femenino.

Esta novela gráfica me ha enamorado. La devoré en una tarde, no podía parar de leerla, porque tanto el texto como las imágenes me atraparon. Está muy bien escrita, consigue hacer que empatices y te intereses por Sally y su vida, pero también que sientas curiosidad por lo que va a pasar a continuación. Además es una historia que es necesario que se conozca, que no se olvide nunca.

Yo personalmente cuando oigo a una mujer decir que no va a ir a votar me indigno, y por eso me gustaría que todos y todas leyéramos Sufragista. Hay que tomar consciencia de que los derechos de los que disfrutamos ahora no han sido ningún regalo. Para conseguirlos hubo que sufrir, que luchar, incluso que morir por la causa. Por eso no podemos despreciarlos, hay que valorarlos y ejercerlos.

Si os apetece darle una oportunidad podéis comprar el libro aquí.

¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis leído esta novela? ¿Os apetece darle una oportunidad? Espero vuestros comentarios.

Por hoy me despido con un abrazo para todos, nos leemos en la próxima entrada. Y no olvidéis seguir disfrutando de la lectura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close